top of page
  • Foto del escritorFauno

La tumba de París



El reciente Grand Prix en París terminó y yo aún conservo mi canal, lo cual representa una mejora significativa en mi labor respecto al año anterior, desgraciadamente no se puede decir lo mismo de todo el mundo. Este evento era muy importante para las aspiraciones olímpicas de toda la gente que hubiese pretendido clasificar directo al evento de los aritos, pero nos dejó claro que este método de clasificación es única y exclusivamente para los mejores del mundo y no hay lugar para aspiracionismos baratos o incluso la suerte.


Hace a penas unas semanas en el semanario 208 hice un análisis de las posibilidades reales que cada categoría con mexicanos tenía de clasificar por medio del ranking a Juegos Olímpicos. La realidad es que el análisis resultó que sería un proceso complicado, pero no imposible, sin embargo dentro de lo complicado se tendría que hacer un excelente papel en todos los eventos que quedan este año y que sumarían puntos, incluido este Grand Prix de París, sin embargo y como ya todos sabemos a México le fue bastante mal…


¿Pero qué tan mal le fue a México? Yo diría que todo lo mal que le pudo haber ido, excepto por Sansores. Si bien hubo un par de mexicanos que lograron avanzar a la segunda ronda, el resultado final ha alejado a todos de la clasificación. Excepto por las dos categorías que eran las que desde el principio tenían las mayores posibilidades de clasificar (W. -49 kg. y M. +80 kg.), el resto tiene ya comprometida su clasificación directa al menos por el método de ranking.


Salvo Daniela Souza y Carlos Sansores que mantienen su posición, el resto de mexicanos descendieron una y algunos incluso dos posiciones en el ranking olímpico después de este gran premio de París, lo cual hace ya virtualmente imposible que cualquiera de ellos logre su boleto mediante este método.


¿Y qué significa que ya la clasificación por ranking esté comprometida en la mayoría de categorías? Significa que ahora sólo un hombre y una mujer podrán ir a buscar el boleto olímpico al clasificatorio continental el año que viene y a menos de que algo horrible pase con los dos mexicanos que están todavía en la lucha de la clasificación directa, es en lo que se deberían enfocar los esfuerzos desde ya, empezando por la decisión o al menos los parámetros que se utilizarán para seleccionar, o bien, descartar a quienes no irán el próximo año a conseguir el pase.


También de una vez se debería de establecer el proceso de selección de la persona que irá a Juegos Olímpicos una vez conseguido el boleto, yo sé que es demasiado pronto, pero luego nos andan agarrando las prisas… Y también sé que no se va hacer, yo sólo digo que se debería.


En cuanto a los eventos que faltan ya es ocioso y francamente ridículo que se siga participando si el objetivo es la clasificación. De nuevo, sólo los que siguen en la lucha deberían de seguir yendo a este tipo de compromisos y quizá los designados para ir a obtener el boleto en el clasificatorio continental… Pero si me apuran y sin animo de ofender: México no tiene nada que estar haciendo en un evento con un nivel tan encabronado como lo es un Grand Prix, no lo digo sólo por los resultados en París la semana pasada, sino por Roma y todo el circuito 2022.


Además a nivel de equipo, es decir, selecciones con al menos 5 participantes, México está en el mero fondo de la tabla pues fue el que peor resultado obtuvo en el porcentaje de rounds ganados, pero también en la relación puntos recibidos-anotados… Estamos incluso por debajo de Alemania que es un país de quién nadie podría citar alguna estrella actualmente. Saquen su hashtag, amigos, felicidades.



A decir verdad es un escenario muy poco lindo, pero que no se debe o no se debería ignorar. Y también creo que es un muy buen tiempo para realizar una preparación idónea rumbo al evento de los aros, o más bien, rumbo al clasificatorio, porque siempre es el evento donde se rompen los sueños, además también es un evento lleno de fantasmas y que históricamente sólo nos ha tratado bien cuando se ha realizado en suelo nacional, así que antes de que los fantasmas del pasado vengan a espantarnos la esperanza, actuemos… Bueno, que actúen quienes tienen que actuar, el resto de todos modos vamos a seguir mirando, y lo que vamos a ver pueden ser aún cuatro boletos olímpicos, o ninguno.


Y también hay que ir aceptando que para varios seleccionados nacionales su carrera al menos sí terminó en París, pero un año antes.








26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page