• Fauno

La vida, el arroz y las villas


Lo primero que debo aclarar al iniciar este post es que sí, estoy en Shenzhen, y sí, las leyendas eran ciertas: no hay ni Twitter, ni Facebook, y la velocidad de conexión a internet es tan lenta que estoy considerando seriamente la posibilidad de intercambiar mi computadora por una paloma mensajera en el mercado negro para poder enviar esta entrada.


Y bueno, al no tener acceso legal a las redes sociales, me he visto en la penosa necesidad de tener que salir de la habitación y convivir con la gente de carne y hueso, actividad que siempre me ha resultado difícil y más aún el día de hoy que el maldito internet ha hecho que olvide como leer las emociones humanas (“Cerebro de palomitas de maíz”, que le llaman). Esto es con lo que me he encontrado:


Una peculiaridad en esta Universiada es la amabilidad, destreza y espíritu de servicio que tienen los voluntarios chinos: resuelven tus problemas y descifran cualquier tipo de diálogo que se les presente sin importar el idioma en el que esté encriptado. Además, cuando necesitas algo, llegan al rescate más rápido que una colmena de abejas asesinas cuando pateas su panal… Y en la misma cantidad. En verdad es admirable el esfuerzo que hacen estas personas.


Los cuartos de la villa no son nada espectacular: constan de tres camas, tres clósets y un escritorio. Todo perfectamente acomodado como para querer darle un premio a quien logre mantener sus cosas en orden. Los balcones tienen una apariencia que cualquier diseñador minimalista envidiaría: son balcón, ventana, lavabo, regadera, tendedero y baño al mismo tiempo (No sabría describirlo). Por cierto, si de casualidad la señora madre de Sergio Gurrola está leyendo esto, sepa que su hijo camina dormido, platica consigo mismo en las noches y me espanta, así que si un día le cuenta que alguien le aventó un zapato, NO FUI YO.


El comedor es mi parte favorita de la villa por varias razones: primero, pues porque ahí es donde comemos (Redundancia) y eso despierta en mí una especie de cariño paternal; segundo, porque es donde puedes ver de cerca a todos(as) los(as) atletas de las diferentes disciplinas y nacionalidades y es el mejor lugar para socializar (Para quienes se atreven, yo sólo voy a comer); tercero, hay un McDonald’s ahí adentro y es completamente gratis. Una cosa curiosa del comedor es que se divide en cinco secciones de acuerdo al tipo de comida: musulmana, internacional, local, asiática y mediterránea… ¿Y eso qué tiene de curioso? Pues que en las cinco secciones hay arroz, y sí, en cada sección es un tipo de arroz diferente, es decir, puedes comer arroz musulmán, arroz internacional, arroz local, arroz asiático y arroz mediterráneo… Pensándolo bien, estos chinos sí tienen sentido del humor.


La seguridad en la villa es extremadamente cuidadosa: no dejan meter helicópteros a control remoto. Lo sé porque uno le fue confiscado en la entrada a un delegado que viene con el equipo.


El área de Taekwondo está a una hora de la villa tomando el transporte que proporciona la Universiada. Es la instalación en la que también se está llevando a cabo el Judo y el Esgrima (¿O es “la Esgrima”? Corríjanme por favor). Es gigantesca, y cuando digo gigantesca es porque si esa instalación flotara, podría fácilmente superar al arca del Antiguo Testamento y albergar a tres parejas de cada especie animal en el planeta planeta durante cuarenta días y cuarenta noches. Ignoro si es una instalación nueva, o si fue construida exclusivamente para este evento, pero estoy seguro de que no puede haber un mejor escenario en la ciudad.


Las formas empiezan ya pronto: el 18 y 19; el combate es del 20 al 23… Tengo entendido que el evento será transmitido por TVC Deportes. ¡Ya todo está listo! Esperen pronto las buenas noticias.


Un saludo para todos mis compañeros de la Delegación Mexicana y otro para mis colegas de las demás delegaciones, como siempre mis mejores deseos… Y ya no coman tanto arroz, dicen que es la causa número uno de… Bueno, coman lo que quieran.


Ah, y si alguien se sabe de algún truquito para ingresar a las redes sociales de occidente estando en este país, le agradecería con todo mi corazón que me lo pusiera acá abajo en los comentarios (Uso una Mac).


En el momento que le doy “enviar” a este post, México tiene una plata en clavados y un bronce en levantamiento de pesas… ¡ASÍ SE HACE, MUCHACHOS!



EN EL CAMINO:

Sobre la tan cacareada disculpa que se me ha pedido que ofrezca por motivo del semanario del 3 de agosto, sólo diré una cosa al respecto y será el último comentario que dedicaré al tema:


LOL!



@FaunoBastard

Facebook.com/FaunoBastard

5 vistas

© 2020 Fauno Bastard® Todos los derechos reservados.

  • Blanco Icono Tumblr
  • YouTube
  • RSS