• Fauno

Monkey, monkey, ¡CHA-CHA-CHA!


El reciente mundial en Cheliacomoputasescriba podría ser catalogado como el más polémico de la historia, y cuando digo polémico me refiero a polémico nivel Laura en América:


-Es que me metió un punto con la patada de mono, señorita Laura…

-¡QUE PASE EL DESGRACIADO!


Imaginemos que es el año 2008 y que a un combate normal, con competidores de alto nivel, llegaran a ponerles protectores electrónicos. Seguramente tendríamos el combate de Taekwondo ideal, el soñado: dos competidores haciendo el TKD de antes, pero con la tecnología de ahora. Desgraciadamente eso es sólo una utopía, pues la única razón por la que esos atletas pelearían de la manera “antigua” sería por desconocimiento del sistema.


Ahora imaginemos que hacemos un torneo en ese mismo año (2008), pero igualmente con tecnología actual: me atrevo a decir que los ganadores del torneo no serían los mejores y más dotados competidores, sino quienes se supieran adaptar más rápido al sistema durante el evento.


Subamos a la máquina del tiempo y regresemos al periodo actual… Lo que escribí en el párrafo anterior es exactamente lo que pasa ahora. Verán, existen actualmente dos tipos de competidores: los que vivieron la transición de peto normal a electrónico y los que sólo han peleado con electrónico. Dicho lo anterior, podemos dividir a esos mismos dos grandes grupos en tres más: los que se han adaptado al sistema y les da igual, los que están en proceso de adaptación y los que viven en una eterna negación llorando por las noches y pidiéndole al cielo que regresen los viejos tiempos; casualmente estos últimos son los que casi nunca ganan, dándole la razón a Darwin con cada lágrima que cae al suelo.


En el mundial del 2009, que fue el primero en el que se utilizaron los petos electrónicos y el video replay, recuerdo a dos países que habían sido las potencias dominantes “sufrir” en el camino a las medallas: Irán y Corea (“Sufrir” es un decir, porque ambos mejoraron su marca anterior). Los petos electrónicos habían bajado a estos dos países a la categoría de “simples mortales”. ¿Qué pasa ahora? Pues que estos dos países vuelven a ser las potencias dominantes y no es casualidad que la controversial monkey-kick la haya utilizado un iraní.


¿Cuál es mi opinión sobre las infames monkey-kick, scorpion-kick y suputamadre-kick? Pues que se ven horribles, que son patadas poco vistosas, pero que a la vez no dejan de ser innovaciones y que comprueba lo que acabo de comentar: un atleta se preocupa por ganar, no por verse bonito. ¿Ya se les olvidó cómo era el estilo de combate de Steven López (a.k.a. el mejor competidor de la historia)? Ninguno de sus combates era espectacular, ni de muchos puntos, incluso llegué a escuchar que su estilo hacía que el combate de quienes peleaban contra él no luciera, que era un puerco y así, y así… La mejor técnica de López no era ni siquiera una patada, su mejor técnica era subir la rodilla para protegerse, técnica que empezaron a copiar en todo el mundo y que eventualmente el reglamento intervino para hacerla ilegal. La patada de mono y las demás mafufadas no son ilegales todavía y valen un punto, aun así hay entrenadores y atletas que están en el limbo diciendo que no les gusta el TKD de ahora, que se rehusan a utilizar patadas que no estén “dentro del diccionario del Taekwondo” (Lo que sea que eso signifique) y que, dicho sea de paso, ganan el mismo número de combates que ganaría un costal de papas con piernas. La única razón por la que esas técnicas no se hacían antes, es porque no valían nada, porque eran una pérdida de tiempo, cosa que es muy distinta ahora. Dicen que no hay defensa contra esas técnicas, mmm, lo mismo se decía del pucho (Fast-kick/Patada con la pierna delantera), lo mismo decían del ton (Tuit-dolio/Patada circular girando por atrás), lo mismo decían del giro recto y lo mismo decían de todas las técnicas cuando recién salían. ¿Anti-Taekwondo? Tal vez si alguna de esas patadas fuera directo a los huevos, estaríamos hablando de anti-taekwondo; un puñetazo a la cara, una patada a un oponente caído, un escupitajo al referí, incluso un agarrón de nalgas al coach cuando termina el combate, eso sí es anti-taekwondo, no una patada nunca vista que vale un punto y que, dicho sea de paso, NO está prohibida. Los entrenadores y atletas con visión, ya deberían de estar practicando esas patadas e ideando técnicas para contrarrestarlas, quienes no lo estén haciendo puede ser por desconocimiento, o bien por un idiota sentido de moralidad retorcida, lo cual no está mal, nomás no los quiero ver llorar como zorras cojas la próxima vez que se las metan (Dicho sea con perdón).


He escuchado también que el taekwondo de ahora es muy aburrido… Que me perdonen los puristas, pero es que el taekwondo nunca ha sido un deporte muy divertido para ver que digamos. Siempre han existido peleas increíblemente espectaculares, peleas increíblemente aburridas y peleas increíblemente random con o sin petos electrónicos. Cuando yo era un joven lleno de vida y cabello, solía comprar DVDs de combates semifinales y finales en los mundiales dentro de mi categoría y algunas otras de interés, invariablemente terminaba decepcionado, no porque los combates no valieran la pena, sino porque siempre esperaba más de una semifinal o final mundial. Estoy de acuerdo que en estos tiempos ya no se ven muchos intercambios, pero es por la misma razón que existen las técnicas mutantes (Monkey, scorpion, sushiroll, etc…), hoy en día los intercambios casi no marcan y es por eso que muchos ya no se atreven a hacerlos. Además de que, dicho sea de paso, incluso en el estilo antiguo los intercambios no se veían en todos los combates. Sería interesante escuchar la opinión de alguien que haya vivido la transición de las papeletas a los marcadores en pantallas visibles a todo el público, casi estoy seguro de que las opiniones en torno al cambio eran muy similares a las que se escuchan ahora.


El famoso “fencing” que consiste en nada más estar atacando y midiendo con la pierna de adelante ha existido SIEMPRE, sólo que ahora la falta de imaginación de parte de algunos atletas hace que en una pelea ambos parezcan subnormales alzando la piernita de enfrente sin hacer nada más, algo que se puede curar con un poco de idea de combate y entrenamiento (ProTip: Cuando la pierna de enfrente se levanta, la espalda queda invariablemente descubierta).


¿Qué pasa con el biotipo? Dicen que el sistema de hoy en día le favorece a los competidores altos, delgados y de piernas largas, claro, igual que SIEMPRE, quizá es sólo que hasta ahora están poniendo atención. Les aseguro que el muchacho que ganó en -63 kg no se ha enterado que los altos tienen ventaja sobre él, igual que la coreana de -73 kg, el uzbekistano que ganó en heavy o el mismo Servet Tazegul al que por cierto hay que informarle también que ya no puede pelear de manera espectacular y haciendo giros porque trae puesto un peto electrónico.


El problema del TKD actual no es sistémico, sino individual. Existe actualmente una campaña promovida por Damián Villa (No sé si él la inventó, pero he visto que él publica), se puede seguir con el HT #DiNoAlTKDAburrido en donde hace un llamado a los competidores a pelear sin tanto recato.


La vistosidad del TKD depende del atleta, no del sistema. Lo voy a repetir con letras mayúsculas y me hacen una plana:


LA VISTOSIDAD DEL TAEKWONDO DEPENDE DEL ATLETA, NO DEL SISTEMA.



EN EL CAMINO


Felicito a Idulio Islas por su reciente nombramiento como parte del equipo de la CONADE encargado de reclutar nuevos talentos. Idulio, en algún momento también fue un nuevo talento reclutado, así que él sabe de lo que se está hablando. Espero que dentro de algunos años haya algún medallista mundial u olímpico que pueda decir “Fue Idulio quien confío en mí primero” mientras suena el Himno Nacional de fondo. Enhorabuena y a trabajar.


Por cierto, los manda saludar un amigo experto en monkey-kicks:







@FaunoBastard

Facebook.com/FaunoBastard

1 vista

© 2020 Fauno Bastard® Todos los derechos reservados.

  • Blanco Icono Tumblr
  • YouTube
  • RSS