• Fauno

Breve historia del Clasificatorio a Juegos Panamericanos


Leí en twitter un comentario acerca del clasificatorio a Juegos Panamericanos que hubo el fin de semana pasado en Aguascalienyasabendónde. El comentario decía más o menos así: "Por primera vez en la historia, México logra clasificar ocho atletas a Juegos Panamericanos". La aseveración es correcta, sin duda, pero pongámoslo en perspectiva:


La historia de la clasificación a Juegos Panamericanos es muy reciente. Hasta Santo Domingo 2003, todos los equipos clasificaban de forma directa; digamos que en ese entonces las clasificaciones a JP se hacían de manera local: ganabas en tu país y listo, lo demás era ir a competir en el evento deportivo más importante del continente.


Antes de los Juegos de Río 2007, a alguien se le ocurrió la brillante idea de hacer un clasificatorio para dicho evento. A algunos países se les otorgaron wild cards basándose en dos criterios principalmente: a unos por pobres (Como es lo más lógico) y a otros por guapos. México era uno de los guapos: se le dieron dos pases de cortesía para los Panamericanos, pases que utilizaron en las categorías de Oscar Salazar y de Edna Díaz, quienes eran los rockstars en ese momento. Las demás categorías pelearon el clasificatorio normal. Aquel día en Cali, Colombia durante el primer clasificatorio de la historia a Juegos Panamericanos, México logró meter siete atletas al evento de Río: cinco en clasificatorio y dos por wild cards. Sólo hubo un imbécil del equipo que perdió en la eliminatoria: yo.


Pasaron los meses, salimos a la gira a Europa del 2007 y de repente nos llegó un telegrama hasta los bosques de la Alemania occidental, en el que me imagino decía algo así como “Ya valieron madre los wild cards”. Después de concluir el German Open de ese año, estaba planeada una gira a Corea, íbamos a volar desde Berlín, pero unos días antes de salir a la capital coreana, nos mandaron llamar a Oscar, Edna y a mí: “Ya valieron madre los wild cards, tienen que regresarse a pelear otro clasificatorio”. Confundidos como un hipopótamo vestido de azul y sin saber qué esperar, nos regresamos los tres a México junto con el delegado que iba encargado: Oscar y yo en un vuelo, Edna y el delegado en otro… Delegado que por cierto, se subió a su avión y dejó a Edna olvidada en el aeropuerto.


Llegamos a México un domingo de ramos y faltando quince días para el evento clasificatorio más raro de la historia, cuya sede sería Santo Domingo, República Dominicana. Como era Semana Santa, el entrenador que estaba a cargo hizo lo que cualquier persona cansada hace regresando de una larga gira: irse de vacaciones a Acapulco. Yo me fui a Morelia a buscar al profesor Julio para empezar a entrenar, pues ese clasificatorio que se avecinaba era, no sólo una segunda oportunidad para ir a Juegos Panamericanos, sino una oportunidad de oro para limpiar mi nombre y la deshonra de no haber calificado en el evento anterior.


No sé exactamente qué pasó con los wild cards, o por qué decidieron que nadie se los merecía, pero todos los pases de cortesía se anularon y quienes quisieran ir a los Juegos Panamericanos de Río, tenían que pelear ese día en Santo Domingo. Fue un evento como nunca había visto antes, pues estaban todos los países de América Latina, incluidos aquellos que nadie sabe dónde están y se infiere que son islas del caribe (Brasil no estaba, ellos calificaron directo).


Oscar ganó su pase, yo gané mi pase, Edna perdió contra Costa Rica en la pelea por el pase… Recuerdo que al terminar su pelea, entré al área y la saqué cargando porque algo le pasó en la rodilla y no podía ni ponerse de pie.


En total siete clasificados de ocho posibles.


El siguiente clasificatorio a Juegos Panamericanos fue para Guadalajara 2011 y se realizó en Perú. México no asistió, pues clasificamos ocho de ocho por ser sede.


El siguiente clasificatorio fue el fin de semana pasado, donde México por primera vez en su historia logró clasificar (Peleando) a ocho atletas para Juegos Panamericanos, sí, tal y como lo decía el tuit.


Ahora sólo hay que tener presente que el récord de hoy debe ser siempre el estándar del mañana.


Felicidades, México.



@FaunoBastard

Facebook.com/FaunoBastard

7 vistas

© 2020 Fauno Bastard® Todos los derechos reservados.

  • Blanco Icono Tumblr
  • YouTube
  • RSS