top of page
  • Foto del escritorFauno

El silencio de los delincuentes



El 27 de julio del 2022 publiqué lo que se convertiría en uno de los videos más vistos de este canal: el semanario 180 en donde narré el calvario y las irregularidades que habían acontecido durante el proceso y el viaje al mundial de cadetes en Sofía. En aquel momento ya había nombrado a dicha selección como la más infravalorada del país y así ha pasado el tiempo, pero hay cosas que no cambian, una de ellas es justo que ese equipo, desde mi muy particular punto de vista, sigue siendo el equipo más infravalorado en estas tierras del águila en el nopal.


Para contextualizar vale la pena hacer un par de precisiones: el mundial de Sofía fue un mundial extemporáneo para la categoría de cadetes pues debió de haber sido un año antes, pero por temas de pandemia acabó siendo en esa fecha para terminar de acomodar todo. Este año ese mismo mundial será en Sarajevo a finales de agosto y después de ver el proceso en México puedo decir que hay varias lecciones que la FEMEX ha aprendido a lo largo de este año y otras que en serio parece que los padres de la gente al frente de este órgano son hermanos que decidieron procrear…


El proceso empezó a principios de año con un selectivo en Veracruz, selectivo que se anunció, cómo no, con pocos días de anticipación, pero ese no fue el problema más grande, sino que se realizó con las categorías normales por peso a pesar de que WT ya había hecho la recomendación varias semanas antes de que se realizaran los selectivos nacionales con el nuevo sistema por estaturas puesto que sería el que se iba utilizar en el mundial… Pero aquí en México nadie nos dice qué hacer, así que nuestros brillantes federativos hicieron lo que les salió de los cojones y decidieron ir adelante con un sistema ya obsoleto.


Unos meses después, dos para ser exactos, se anuncia el segundo selectivo rumbo a este mundial con 15 días de anticipación en donde ahora sí se utilizan las categorías por estaturas, entonces tenemos dos equipos: el de Veracruz y el de CDMX. Fue en el semanario 195 donde platiqué todo esto y de hecho hice visible la problemática de tener dos equipos seleccionados con dos sistemas diferentes, de nuevo: de nada, idiotas.


También hubo un tercer evento nacional de cadetes que fueron los juegos de CONADE, pero ese no se tomó en cuenta para este proceso porque como no se cobra, pues no vale… Y además entra gente de los de enfrente, así que impensable.


Hasta aquí todo parece ser un proceso estándar de federación: improvisado y con dos equipos seleccionados para un mismo evento, pero con dos sistemas diferentes.


En una de las convocatorias de este proceso se hablaba de que para el viaje federación iba poner una parte del dinero, la asociación estatal otra y los padres el resto, esto pues es un aprendizaje de parte del máximo órgano rector del TKD en México porque de una u otra forma se pueden curar en salud diciendo que avisaron y pues ya es pedo de cada integrante si bajo estas condiciones decide participar o no, para mí sigue siendo una hijueputez porque los atletas no deberían de tener que poner un solo peso bajo ninguna circunstancia, pero sin duda es mejor saberlo a que te lo digan de sorpresa y de un día para otro… Bueno, esto lo dejamos hasta aquí porque hay más que comentar al respecto, pero regresaremos en un momento.


Hubo una evaluación para sacar al equipo definitivo en donde conciliaron las categorías por peso y las que son por estaturas, aunque conciliación, conciliación no fue tanta porque terminaron evaluando sólo siete categorías. El criterio fue que todos los que habían entrado por peso podían entrar a la evaluación en la categoría que dieran de acuerdo a su altura y así hubo gente que no peleó y otros que tuvieron que hacer varios combates… O sea, en sentido estricto nadie se quedó sin evaluar, o sea, otro aprendizaje de la FEMEX.


Lo que sí hay que comentar es que dicha evaluación fue hecha a las carreras y a puerta cerrada porque cómo les encanta agregar el componente misterioso, aunque lejos de ser místicos yo más bien creo que son ratas profesionales y lo único que hacen es no someterse al escarnio público “por si algo sale mal”… Y ya saben: el órgano encargado de difundir el taekwondo es el que mantiene los combates entre lo mejor del país, ocultos, bien ahí, tarados.


Algo que no han aprendido, o que no quieren aprender, es que no importa que cierren las puertas con cien candados, de todo, PERO DE TODO, se entera uno y como dice el clásico: no hagan cosas malas que parezcan buenas, ni cosas buenas que parezca que están pendejos.


Por ejemplo, una de las cosas que me enteré también fue que les estaban cobrando 43 mil pesos a los chicos para llevarlos. Como dije antes, ellos ya sabían que les iban a cobrar ¿pero sabían cuánto? ¿Sabían para cuándo había que dar el dinero? Evidentemente no, porque es muy BillyKidesco el hacer las cosas a la mera hora y a las carreras.


Otra cosa de la que me enteré, porque además del mejor detective del mundo soy también el guardián de almas perdidas, es de que prohibieron so pena de baja inmediata y total del equipo pedir apoyos en redes sociales… Sí, también de eso aprendieron. De todo lo antes mencionado, esto me parece lo más grave porque están atentando directamente contra las garantías individuales de los chicos y además de los papás utilizando como siempre los sueños de los atletas para mantenerlos como rehenes dentro de los mismos.


Así que como pueden ver, la federación mexicana sí aprendió de sus errores, pero no en pos de mejorar la situación de los atletas, sino de su propio beneficio y para no rendir cuentas a la opinión pública, pero para eso estoy yo aquí, perros… De nuevo creo que este es el equipo nacional más infravalorado a pesar de que a nivel mundial es quizá la categoría que más auge tiene si nos ponemos a ver al resto de países o al menos los que no han sido históricamente mediocres en resultados mundiales.


Como siempre, como en todo, los atletas son los que llevan las de perder y eso es triste. El proceso ya terminó y el equipo está conformado, falta ver a cuántos les alcanza para cubrir la cuota que les están pidiendo y también falta ver si no los mandan a Bosnia en un barco pesquero o algo así porque la última vez después de un proceso largo, desgastante, injusto y retardado, los verdaderos problemas empezaron al intentar salir de México, así que no podemos cantar victoria todavía (a ver si aprendemos igual que la FEMEX).


Sé que es políticamente incorrecto culpar a los padres por el silencio que guardan ante este tipo de abuso porque hay muchísimas aristas que intervienen y además también están los sueños de sus hijos de por medio… Pero no mamen, si se quedan callados seguirán dando pie a que esto continúe y es un círculo vicioso sin final en donde justamente sus hijos nunca reciben el mínimo respeto, porque es bien sabido que el respeto se da a quien se lo gana y por lo menos a mí ver que se queden callados ante todo esto la verdad no me inspira las más mínimas ganas de respetarlos… Igual los que sufren son sus hijos, ahí tengan sus hombros listos para secarles sus lágrimas.


Por lo demás creo que el equipo de cadetes puede hacer un buen papel en el evento: tenemos a un campeón mundial y a una medallista de bronce en posibilidad de al menos repetir la medalla, sería un resultado histórico… Sólo no se inspiren en sus homónimos mayores, de favorcito.







127 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page