• Fauno

Equipo panamericano


La semana pasada se llevó a cabo el selectivo nacional mexicano rumbo al campeonato panamericano de la especialidad. Fue un selectivo que había sido pensado en su concepción rumbo al campeonato mundial, pero nos agarraron las prisas y al final se tuvo que corregir para hacerlo rumbo al panamericano que será ya dentro de escasamente un mes…


Un selectivo bastante normal, según cuentan. A pesar de las premuras y de que la sede no estaba precisamente cerca hubo poco más de 200 competidores inscritos, casi los mismos que hace un año en el selectivo de Aguascalientes que justo era selectivo para el Panamericano.


¿Cuáles son los retos que enfrenta el equipo seleccionado? Pues para empezar la defensa del tetra-campeonato que ostenta nuestro país y que se obtuvo en Cancún el año pasado. Si México vuelve a ganar el Panamericano se convertiría en penta-campeón y ese es un récord que probablemente no vamos a vivir para verlo romper… ¿Cuál es la cosa? La cosa es que la última vez y siendo locales no fueron los oros los que definieron al campeón del certamen, de hecho nuestro país empató con Estados Unidos y Brasil en el número de medallas de primer lugar, cuatro cada uno, pero la diferencia de platas mexicanas fue de más del doble: México 7, USA 3 y Brasil 2, justo así se definieron los lugares, lo cual es un augurio de lo difícil que nuestro país la va tener en Punta Cana.


En algún momento comenté que el equipo que vimos en Cancún iba ser probablemente el equipo con el que se trabajaría este ciclo olímpico con miras a 2024 y vaya que no me equivoqué: el equipo varonil que asistirá a este panamericano es exactamente el mismo que vimos en Cancún, al menos los ganadores de medallas en aquel certamen de 2021 porque recordemos que en esa ocasión entraron hasta dos del mismo país por categoría debido a la política de wild cards que otorgó la Copa Presidente. Este año no hay tales.


  • César Rodríguez

  • Brandon Plaza

  • Carlos Navarro

  • Iker Casas

  • René Lizárraga

  • José María Pastor

  • Bryan Salazar

  • Carlos Sansores


Integran al equipo varonil, de nuevo, exactamente los mismos que vimos en Cancún. Tres medallas de oro entre ellos, tres platas y un bronce. Si México no existiera y el puro equipo varonil fuera un país, hubiera quedado en tercer lugar la vez pasada.



En cuanto al equipo femenil ahí sí hay varios cambios: la mitad del equipo es nuevo, al menos respecto a las medallistas del panamericano anterior y la mitad de la mitad que ganó medalla en Cancún van en diferentes categorías.


Por supuesto tenemos las grandes ausencias de María Espinoza y Briseida Acosta en los pesos pesados, pero supliéndolas se encuentran Victoria Heredia, que estrena categoría y Paloma García en peso heavy quién podríamos decir que es de la nueva generación y aunque es nueva en adultos tiene ya algún camino recorrido en juveniles y de hecho fue medallista panamericana en Cali durante los juegos panamericanos juveniles, o sea que tampoco será su primer evento panamericano.


El resto del equipo femenil lo conforman Amelia Isabel a quien ya habíamos visto en Cancún el año pasado, pero se quedó sin medalla; Daniela Souza, nuestra flamante campeona panamericana que esperamos que repita el título; Fabiola Villegas en -53 kg esperando también que se saque la espinita de Cancún; Anel Félix, medallista en Cancún, pero en otra categoría; Itzel Velazquez, ella sí es prácticamente nueva; Leslie Soltero, medallista de bronce en Cancún en la única categoría donde México obtuvo dos medallas esa vez; y por supuesto Victoria y Paloma a quienes ya mencioné.




En mi opinión es un equipo, tanto varonil como femenil, que cualquier país desearía tener en sus filas, pero hay algunas cosas que me preocupan y que van más allá de la calidad de los atletas:


La primera es el cuerpo técnico y es que no ha habido cambios realmente tangibles en éste, la última vez en Cancún el primer día se pelearon siete finales, pero se perdieron cinco… Eso para cualquier otro país de la región hubiera sido un resultado de ensueño, pero para México es un verdadero fracaso y más estando en casa. Si tomamos en cuenta que después del evento de Cancún vino la debacle en Tokio y aun así no ha habido cambios, quizá se pueda entender el motivo de mi preocupación.


La otra cosa que realmente me preocupa es el reglamento nuevo: el equipo mexicano va llegar casi a probar lo que es competir con las nuevas reglas y eso siempre es un agravante. Mi preocupación suma porque en el Open de Puerto Rico que se hizo casi a la par del campeonato nacional se utilizó el nuevo reglamento y lo que es irónico es que México quedó campeón del evento, pero en junior… O sea, esto es lo que pasa cuando se va improvisando sobre la marcha y no se tiene un plan: primero cambiando el objetivo del nacional de último minuto y luego desconociendo la logística de eventos en la región y aunque todavía quedan un par previos al panamericano, la verdad dudo mucho que México asista. Por cierto, Estados Unidos y Brasil sí estuvieron en Puerto Rico y uno de los eventos previos de los que hablo será justo en Brasil… Ahí les encargo.


Ya por último, pero no menos importante es la falta de presupuesto que se ha sufrido en los últimos meses, espero de verdad no ver atletas con su lugar ganado legítimamente organizando rifas o pidiendo patrocinadores para poder ir a competir a un evento oficial, sería de verdad tristísimo… Aunque lo más seguro si esto llegar a suceder es que les pidan guardar silencio, como siempre, como en todo y eso es tristísimo también.


Con todo esto y esperando equivocarme en dos o tres malos augurios, le deseo lo mejor a la selección mexicana y esperemos ver el equipo completo peleando por el penta-campeonato allá en República Dominicana. Con la calidad de nuestros atletas y en un evento regional como este sé que los resultados se pueden obtener, pero no gracias a la federación que los dirige, sino a pesar de ella...





@FaunoBastard

Facebook.com/FaunoBastard

124 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Timing