• Fauno

Walk of shame


Puta madre. Así es como se empieza una entrada de estas… Puta madre. Y después ya uno no sabe cómo continuar.


Lo primero que voy a aclarar en esta entrada es que, a diferencia de lo que el periódico dice, no es la primera vez que esto sucede, así que les voy a contar una historia: pasó hace ya casi diez años…


Corría el año de 2009, un año que marcaba el 20 aniversario de la caída del muro de Berlín, el 40 aniversario de la llegada del hombre a la luna, el bicentenario de Darwin (El científico, no el pato) y también fue el año infame en el que murió Michael Jackson (¡Que viva el rey!). Ese año y por razones que todavía desconozco, el mundial cuya sede sería en Copenhagen, se iba a realizar en octubre, fecha extraña pues la gran mayoría de veces este evento se hace durante el primer semestre del año, pero ya ven como son esos daneses.


La historia corta es la siguiente: Nauli no dio el peso. No hubo comunicado oficial. No se volvió a saber de ella. ¿Notan algunas similitudes con lo que pasó el fin de semana pasado?


La historia larga nos da un poco de más detalles y quizá algo en qué pensar respecto a este penoso incidente: Nauli tenía que pesar 57 kg para pelear en Dinamarca. Ese año fuimos a dos abiertos en Europa: Holanda y Alemania, en ninguno de los dos dio el peso que tenía que dar en el mundial porque en los abiertos su categoría era hasta 59 kg, ya ven cómo son esos europeos. Después fuimos a la copa del mundo en Azerbaiján (O como p***s se escriba), ella iba en la categoría de 61 kg. También fue al abierto de Corea ese año y no dio los 57 kg, pero como los mexicanos somos rockstars y a los coreanos les encanta el tequila, la dejaron pelear de todas formas… Ahora, en este punto ya todos los focos rojos estaban encendidos, así que hizo lo que cualquier persona decente haría: ir por una pizza… Mentira, discúlpenme. No, lo que sucedió es que antes de la evaluación para el mundial pidió el cambio de categoría, se lo negaron. Las razones de esta negativa sólo las saben los de federación (Algunos siguen, así que espérenme, ahorita voy con ustedes), cosa medio rara porque sí hubo gente que compitió en diferente peso. En la evaluación dieron un kilo de tolerancia, así que tampoco dio el peso ahí: 57.8 kg. Ganó la evaluación.


Recuerdo ver a Nauli por los pasillos del hotel sede con el pelo recortado por encima de los hombros y unas ojeras de Marlon Brando en el padrino: 57.2 kg.


Ley del hielo por el resto del evento. En el mundial no hay rockstars.


Eran otros tiempos… Las redes sociales no eran lo que son ahora, la cobertura mediática no era lo que es ahora, el Taekwondo era un deporte todavía más mugrosito de lo que es ahora, nadie lo pelaba y a pesar de que sí hubo notas de prensa al respecto, todas fueron locales. También hubo un intento de sanción, pero después de ver toda la evidencia anterior, aunada con evidencia médica de que ella no podía dar ese peso y además después de haber pedido el cambio de categoría y haber sido negado pues como que uno como federativo cae en cuenta de que igual y fue un poquito la culpa de ellos también, así que no hubo sanción.


“decepcionada y muy triste y con ganas de poder haberme cambiado de categoría y poder haber traído algo”.


En febrero nos fuimos a Corea, bueno se fueron porque yo traía la mano rota. Nauli iba con el equipo, pero durante el viaje se desgarró el tendón de aquiles, por eso nadie volvió a saber de ella. No es que se haya desaparecido, ni que la federación la haya desaparecido tampoco, simplemente fue una horrible coincidencia.


Ahora Carlos… No me sé la historia larga.


No dar el peso es responsabilidad del atleta en primer lugar, no hay duda. Perder contra la báscula en un deporte como el TKD es una posibilidad latente siempre y es más común de lo que muchos se imaginan, lo que pasa es que en México casi no pasa… No es justificación, estuvo muy mal. MUY MAL.


¿Saben qué estuvo muy mal también? Las declaraciones de la (No tan) H. Federación Mexicana de Taekwondo. O sea, el reporte oficial es que se va a valorar si habrá reporte oficial… ¿Son idiotas o solamente unos culeros? Sí, culeros, porque nadie les está pidiendo que aplaudan un error, mucho menos que lo exhiban, pero bien podrían cobijar a un competidor que le ha dado tanto a México. La federación de eso se debe de encargar también, de cobijar a sus atletas en las buenas y en las malas, no nada más de cobrar. Al no haber un comunicado oficial lo único que hacen es abrir paso a las especulaciones, pero además de todo dejan desnudo al atleta, ¿no están viendo, idiotas? ¡lo están crucificando en todos lados! En este país sólo hay algo que a la prensa le gusta más que crear héroes y eso es verlos caer… Y en federación parece que están disfrutando el show. Discúlpenme, pero antes de salir hacia el Grand Slam la federación sí sacó una nota sobre Carlos y ahorita el puro puto silencio. ¡Que pinches malagradecidos!


“Navarro deja una mancha para el taekwondo mexicano” Bullshit… Un año después de que Nauli no dio el peso, Carlos ganó el mundial juvenil. El año pasado ganó bronce en el mundial absoluto de Corea, me acuerdo también de la galantería con la que ganó los Juegos Panamericanos en 2015. Que rápido se les olvida todo a todos, pero no se apuren, por eso existe el semanario del fauno (¡Que viva el rey!).


Yo quisiera tomar esto como un tropezón, sólo eso. Espero que no sea lo último que sepamos de Carlos Navarro, confío en que él pueda ser más fuerte que esto y espero verlo pronto de nuevo compitiendo.


También confío en que recapaciten en federación y… Nah, es por demás.




@FaunoBastard

Facebook.com/FaunoBastard

0 vistas

© 2020 Fauno Bastard® Todos los derechos reservados.

  • Blanco Icono Tumblr
  • YouTube
  • RSS