top of page
  • Foto del escritorFauno

El chispazo del año



Se terminaron los juegos panamericanos y por fin la selección mayor salió con ganas de hacer bien las cosas después de un año caótico en todos los sentidos, cosa que celebro ampliamente al igual que el presidente de la federación junto al lacayo que estaba acompañándolo en las gradas.


Es cierto, es un resultado histórico porque nunca se habían ganado tantas medallas, aunque poniéndolo en perspectiva, tampoco nunca se habían repartido tantas medallas desde que se hacen los juegos en categorías olímpicas y también hay que recordar que el team kyorugi no fue oficial en esta ocasión (por si se preguntaban por qué el equipo gringo no entró, esta es posiblemente la razón)… Así que la infografía que sacó la h. federación en donde dicen que hicieron historia, para variar está mal.


En realidad hubo en juego una medalla oficial menos que en la edición anterior y el equipo mexicano tenía tres wild cards directas que se ganaron en los Juegos Panamericanos de la juventud, pero sólo usaron dos, con la otra no sé qué pasó, simplemente no apareció.


La última vez que México consiguió 6 oros en este certamen fue allá en el lejano 1995 en Mar del Plata, pero fue un evento en categorías convencionales, o sea, se repartieron 16 medallas. También la última vez que México logró ponerse en lo más alto del medallero fue en 2007 en Río de Janeiro, con un oro menos en combate y todavía sin incluir a la modalidad de poomsae dentro de estos multideportivos.


Es decir, por la naturaleza misma de la competencia es realmente un resultado que no se puede comparar con ningún otro porque simplemente no hay precedentes, claro, podríamos separar el poomsae y analizar por separado las modalidades, pero la realidad es que el resultado es la suma de todas las modalidades.


También está el asunto del repechaje que ha sido todo un tema, implementado desde 2015 en Panamericanos y con fuertes rumores de que este año no se iba a realizar, pero al final parece que llegó para quedarse.


Ahora, vamos con los números odiosos y bastardos, justo tocando el tema del repechaje: todos los mexicanos que pelearon esta instancia, excepto Fabiola Villegas, perdieron durante el desarrollo de su gráfica ANTES de semifinales, o sea, el avance de los mexicanos en el camino por las medallas sigue dejando mucho que desear. Incluso la misma Fabiola que perdió en semifinales, sólo hizo un combate anterior a esa ronda.


Respecto a los wild cards de México me queda la interrogante de por qué Jaqueline Venegas no se presentó a la competencia, evidentemente no hay ni habrá un comunicado especial, simplemente fue algo que pasó y así se quedará… Realmente no sé qué ha sido de ella, pero el año pasado estuvo compitiendo en el circuito de América, no quisiera pensar que es un talento más que muerde el polvo, en eso también está haciendo historia esta administración.


Ahora vamos con las medallas de oro porque hay cosas ahí que me gustaría comentar: primero Carlos Sansores que ya se afianza como clasificado, ya no hay nada que le quite el puesto, es el único que está en esta situación. Por otro lado, Brandon Plaza y Leslie Soltero me parece que son los dos que deberían de estar pensando en el clasificatorio, aunque todavía no se conocen los parámetros de selección que se utilizarán para dicho evento, mucho menos para el que sigue de los aros, pero deberían de ser ellos, al menos, quienes vayan por el pase. En una nota a parte la verdad es que me alegra bastante el resultado de Leslie porque por fin logró despegar después de un año en donde sólo había logrado ganar una pelea oficial, ojalá que sea un buen preámbulo para lo que sigue.


Nota aparte es Daniela Souza que después de Guadalajara no había tenido un performance óptimo y es preocupante porque es la única que sigue con posibilidad de clasificar directo, aunque este resultado es bastante favorable, el mes que entra toca una pequeña deducción de puntos por el mundial de Guadalajara y a su más cercana perseguidora en el ranking olímpico le queda todavía la President’s Cup en su región el mes que entra, además de haber sumado puntos en Taiyuan, así que probablemente todo se decidirá en el último evento de este año que será el Grand Prix Final, espero que este también sea un buen preámbulo para ella.


De todo lo demás y como dice el clásico: “haiga sido, como haiga sido”, lo importante es que se logró un resultado y es un resultado que, como siempre lo he dicho, nos beneficia a todos los que de alguna u otra forma vivimos del taekwondo, claro que siempre habrá a quienes les beneficie más que a otros.


Y sí, es un gran resultado después del año de mierda que se había tenido, excepto Sansores que ha sido constante en sus triunfos, el resto del equipo mexicano lo ha sido en sus fracasos, en el reciente Grand Prix de Taiyuan México volvió a ser el peor de los equipos en todos los aspectos medibles, incluso si agregáramos a esa tabla al México del Grand Prix de París, el equipo de Taiyuan está más abajo aún.


Los resultados a lo largo del año y contrastándolos con los del año anterior puedo ver una similitud en el outcome del equipo: no es posible decir que México es un ave fénix que resurge de sus cenizas, sino más bien la vela que arde antes de extinguirse y creo que estos juegos deben, o deberían, marcar un antes y un después; para muchos atletas será el último evento oficial del presente ciclo olímpico, para algunos otros sólo será el último del año y en el caso de México creo que para algunos atletas y entrenadores debería ser el último evento de sus carreras, ya es más que claro quiénes son los que tienen posibilidades de clasificar a Juegos Olímpicos, hay que enfocarnos a salvar ese barco, ya de ahí para adelante todo es niebla, pero si no empezamos a renovar desde este momento auguro un 2024, pero sobretodo un ciclo olímpico rumbo a Los Ángeles bastante aciago y una vez iniciado ese ciclo no habrá barco que salvar…








42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page