• Fauno

English Required


Cuando empezábamos a viajar con la Selección Nacional, todavía de juveniles, yo era prácticamente el único del equipo que hablaba inglés. Y cuando digo equipo, me refiero a equipo completo: médicos, entrenadores, atletas y las chicas del coro. De la única persona que recuerdo podía defenderse en inglés, era el profesor Oscar Mendiola (Jefe de entrenadores en aquel entonces).


El ser la única persona medio bilingüe dentro del equipo, tenía algunas ventajas, como por ejemplo la vez que un compañero me preguntó cómo se decía “Estás bien bonita” en inglés y mi respuesta fue “You suck my dick”. Cuando mi camarada fue y le dijo a una competidora rubia de habla inglesa “Estás bien bonita” y la respuesta de ésta fue regresarle un puñetazo por media cara, se abrió un lugar en el noveno círculo del infierno con mi nombre escrito en letras doradas.


La mayoría de veces, pertenecer a un grupo de mexicanos en el extranjero y ser el único que puso atención en sus clases de inglés durante la primaria, era como estar bañado en miel y salir a pasear por el bosque en una tarde de verano… O tener un hemorroide, cualquiera de las dos cosas.


No es que me molestara apoyar a los delegados con el check-in del hotel, pedir un taxi o estar cuatro horas esperando a que entregaran las acreditaciones del torneo, lo que me resultaba bastante irritante era cuando me pedían que les tradujera lo que decían en las noticias o que le reclamara al vendedor de zapatos porque les trajo unos tenis azul claro cuando ellos explícitamente habían pedido verde-agua-medio-oscuro-aturquesados… Y luego me preguntan por qué odio a la gente.


El inglés siempre me ha parecido un idioma bastante fácil de aprender y soy un ferviente defensor de que esa es la principal razón por la cual es el idioma universal. Y bueno, la verdad es que tomar una hora de inglés durante prácticamente todos los días activos escolares de mi vida, bueh, necesitaría ser medio imbécil como para no saber decir “Hello, my name is Fauno and I’m about to kiss you”, aunque después aprendí que en las fiestas de clausura no necesitas hablar inglés, basta con que sepas bailar, lo cual, en mi caso, es tristísimo.


Hoy en día, el idioma inglés es el principal requisito que se le debería pedir a los coaches y de paso a los jueces internacionales. Lo digo sobretodo por el método de protesta vía video-replay, pues últimamente he notado que los reclamos tienen que ser hechos de una manera específica para para cada tipo de protesta, lo cual, irónicamente, le suma ambigüedad a un método que se inventó precisamente para restarle dicha característica a las decisiones que toman los jueces en un área de competencia.


Ojalá en el curso que van a obligar a tomar a todos quienes quieran ser coaches internacionales, incluyan también un taller de English 101. Lo mismo en los colegios de árbitros de todo el mundo (Recomiendo a Follow Muzzy).


Quizá si coaches y jueces tuvieran en común un mínimo dominio del habla inglesa, todo sería más fácil, pero esa es tan sólo mi opinión…




AVISOS PARROQUIALES

Cambié mi nombre de usuario en Twitter. Misma estupidez, diferente cuenta. Ahí búsquenme y escríbanme cosas bonitas:



@FaunoBastard

Facebook.com/FaunoBastard

2 vistas

© 2020 Fauno Bastard® Todos los derechos reservados.

  • Blanco Icono Tumblr
  • YouTube
  • RSS