top of page
  • Foto del escritorFauno

Matemáticas alegres



Todos estos días me he estado quebrando la cabeza sobre cómo clasificar el más reciente resultado de la selección nacional de taekwondo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe. El hecho de que hayan sido los primeros en la historia que se realizan en categorías olímpicas me traía vuelto loco. Verán, si normalmente o durante toda la historia se había hecho esta competencia en categorías normales, entonces no tendría mucho sentido el hecho de poner esta edición junto con las demás justo por esta disparidad en los pesos participantes.


Podríamos hacer algunas maromas con los números y multiplicar por 2 las medallas obtenidas en Santo Domingo para equiparar el resultado con el de otras ediciones, pero no me pareció la manera más correcta de hacer un análisis, pues creo que el hecho de cambiar las categorías por olímpicas resulta en un cambio de paradigma por completo, sólo para poner un ejemplo es como si quisiéramos comparar el resultado de un Grand Prix (que es en categorías olímpicas) con el de un mundial… O sea, no hay ni de dónde partir.


Otra cosa que hay que tomar en cuenta es el poomsae que, aunque ya lo habíamos visto en la edición pasada, es la primera vez que se introduce de manera oficial en esta competencia y las preseas cuentan directamente para el medallero general (bueno, las que completan las características. Si no sabe de qué hablo vaya a ver el semanario anterior).


También pensé en dividir el medallero en dos: poomsae y combate, lo cuál podría ser una buena forma de empezar, aunque ahí nos enfrentamos con el inconveniente de que el poomsae es primigenio en esta competencia, así que no hay mucho o más bien nada con qué compararlo, incluso las categorías de la edición anterior son distintas a las actuales, así que es difícil también ahí poder tomar un antecedente de referencia.


Y luego tenemos el team kyorugi que incursiona también de manera oficial aquí, que se tendrá también en Juegos Panamericanos y que seguramente es una categoría que seguiremos viendo en ascenso en los años por venir… Así que como ven el medallero es una combinación con un poco de todo.


Y bueno, ya haciendo cálculos del resultado, me di cuenta de que no hay que quebrarse tanto la cabeza: en todas las ediciones anteriores de estos juegos se repartían 16 medallas de oro, igual que en esta: 8 de combate, 2 de freestyle individual, 2 de poomsae reconocido, 1 de freestyle en parejas mixtas, 1 de poomsae reconocido en parejas mixtas y las 2 del TK3.


En parte está muy bien porque teniendo todas estas categorías de manera oficial este resultado nos da una muy buena noción de cómo está el taekwondo mexicano en su conjunto: combate, formas y en equipo, así que para hacer un análisis general del mismo se tiene que contemplar absolutamente todo, porque todo cuenta y esto no es nuevo, ya lo había dicho hace algunos años en el semanario 137 donde analicé los pasados Juegos Panamericanos de Lima (donde por cierto me pasé de optimista).


No ha sido un año bueno para el taekwondo mexicano y cuando digo esto me refiero al taekwondo mexicano que normalmente sale a competir al extranjero, o sea, la selección de combate. La selección de poomsae es realmente inexistente, pero creo que el poomsae mexicano tiene mucha calidad y podemos verla en cualquiera de los eventos en donde hay formistas mexicanos compitiendo sin importar su estatus local, es más, muchas veces sin importar las siglas de su GAL. Y de TK3 realmente no hemos visto mucho de ningún país, algunos combates en clasificatorios y Panam Series.


Todas las modalidades merecen un análisis individual, pero en cuanto al conjunto y a pesar de los chispazos en varias de ellas creo que el resultado no es muy bueno para el taekwondo mexicano.


Si bien se empató en oros con el primer lugar, la diferencia con las platas es abismal, Colombia superó a México en este rubro por el triple de preseas. También podemos decir que si las medallas de freestyle individual hubiesen contado, México estaría en lo más alto del podium, pero no, no contaron y lo que es justo para un lado debe ser justo para el otro también: lo que cuenta cuenta y lo que no, pues no, no hay “hubiera” y esto también nos deja una noción bastante clara de cómo está el taekwondo mexicano a nivel administrativo.


El equipo de verde, blanco y rojo cierra con un total de 7 medallas, que hubieran podido ser fácilmente 9, pero a alguien se le olvidó (o no supo) inscribir a la gente que tenía que inscribir en donde los tenía que inscribir, es una lástima porque aquí también el factor administrativo juega un papel determinante y esta vez fue en detrimento no sólo del taekwondo, sino del deporte mexicano en su totalidad.

Es un resultado francamente malo por donde se le vea, el hecho de no quedar campeón de los Juegos Centroamericanos y del Caribe no es una buena señal en este deporte, aunque también es cierto que estos juegos no son lo que mucha gente piensa en cuanto al nivel, pues creo que se les subestima muchísimo. Por ejemplo, en combate durante el primer día en semifinales y finales teníamos a puro medallista mundial, de grand prix, competidores olímpicos, etc… Es lógico hasta cierto punto por la región, pero el hecho de que haya tanta gente con títulos de ésta envergadura justo dentro de la región nos habla de que el nivel ha crecido tremendamente, lo que es difícil de asimilar es que esta subida en el desempaño general de los países nos haya pasado por encima sin darnos cuenta y todavía más triste es ver como en otras disciplinas no pasa lo mismo…


Que México haya roto récord de oros y de medallas de participación en el medallero general nos habla de que el nivel del deporte mexicano no está sufriendo de la misma forma en que lo hace el taekwondo, de hecho creo que el resultado general opaca el fracaso, sí, dije FRACASO, de la selección mexicana en este deporte… Y antes de que se pongan a celebrar o a hacer memes alegres del chasco centroamericano, sepan que esto es algo que nos afecta a todos, sin importar el membrete que cada quien ostente.


Vienen los Juegos Panamericanos que son los siguientes grandes Juegos Multideportivos antes del evento de los aritos, hay muchas cosas que corregir, no queda mucho tiempo y espero que se atiendan lo antes posible… Porque nunca he dejado de ser un soñador.










62 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page